FACTORES DE CALIDAD 

 

Para evaluar la calidad de las perlas cultivadas hay que tener en cuenta los siguientes factores:

 

  • LUSTRE: Combinación de brillo en superficie y brillo interno. Las demasiado blancas o con apariencia de tiza indican baja calidad.

 

  • SUPERFICIE: La limpieza se refiere a la ausencia de manchas, abultamientos o hendiduras. Cuanto más limpia más valiosa será la perla.

 

  • FORMA: Es raro encontrar perlas perfectamente esféricas. Cuando es así, mayor valor tendrá.

 

  • COLOR: Las cultivadas van del rosado al oscuro, Si bien, el color de la perla depende del gusto de quien las usa y del tonos de su piel.

 

  • TAMAÑO: Se miden por su diámetro. Pueden ser inferiores a 1 mm o medir hasta 22 mm. El tamaño añade  valor siempre y cuando mantenga la calidad en el resto de los factores.